Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles

Historia

Los orígenes de la Congregación podrían remontarse al siglo XVII, época en la que ya existen referencias escritas que hacen mención a la fecha del domingo 6 de mayo de 1612, fiesta del Rosario, como la primera ocasión en que la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles es sacada por las calles de Getafe en procesión de rogativas por la falta de agua, acompañando a la imagen de Nuestra Señora de Butarque, traída desde Leganés a tal efecto (Libro Becerro 3, 1612-1805).

En las mismas referencias escritas se cita el último domingo del mes de abril de 1616 como el día en que se celebró en su ermita, en el denominado cerro de Almodóvar, hoy Cerro de los Ángeles, la primera fiesta en honor de la Virgen de los Ángeles, con indicación expresa de los nombres de los primeros Mayordomos, y también de haber sido bajada en procesión por primera vez a Getafe, donde permaneció catorce días, de nuevo por la gran necesidad de agua que había.

Existen otros documentos que también aportan datos fehacientes relativos a la primitiva Ermita: su primera estructura y posteriores reformas, al primer ermitaño, al intenso culto a la Virgen de los Ángeles en su Ermita por parte de fieles y peregrinos que llegaban hasta ella, a las limosnas recibidas y al primer inventario de ornamentos y bienes, etc. Todo ello indicativo de la existencia en la época de una Congregación consolidada, con unas pertenencias propias y una intensa actividad religiosa y de culto (Libro del Jesuita. Juan Bautista Pacheco, 1610-1638) y (Libro de Difuntos, 1628-1632).

Empezó el siglo XVIII de forma turbulenta, sucediéndose guerras y conflictos que fueron empobreciendo a la población española en general y que, por supuesto, afectaron también a Getafe. Pero no parece que esta situación de merma económica generalizada tuviera una repercusión directa en la vida cotidiana y el desarrollo de la Congregación. De hecho, durante este periodo se llevaron a cabo ampliaciones y restauraciones muy importantes en la Ermita del Cerro de los Ángeles y en él se datan algunas de las pertenencias más notables y valiosas de que se dispone en la actualidad: la corona principal y la media luna de plata, que ya figuraban en el inventario de 1722; el arco utilizado principalmente en las procesiones del Domingo y Lunes de Pentecostés, construido en 1739; y, sobre todo, la majestuosa carroza, un imponente "carro triunfal" que constituye una verdadera obra de arte, cuya construcción fue encargada al tallista Juan Maurat en 1773 y que se estrenó durante las fiestas patronales de 1775 (Mª Teresa Garrote, 2012; 2019) y (VV. AA., 1993).

El siglo XIX va a ser también muy convulso y pródigo en guerras y revoluciones especialmente en los primeros años; sin embargo, no parece que la situación política y social durante estos años tuviera un impacto demasiado importante para la continuidad en los cultos a Nuestra Señora de los Ángeles.

Con motivo de la Guerra de la Independencia y la invasión francesa, la Congregación se vio afectada por la desaparición de importantes documentos, así como joyas, mantos y ornamentos litúrgicos. Una vez acabada la guerra, en 1814, se manda hacer un inventario con todos los bienes de la Virgen, algo que se repetiría en 1825.

Constituciones-Estatutos

Constituciones de 1817

Dos años más tarde, en 1816, Don Natalio Ortiz de Lanzagorta convoca en el Ayuntamiento a un grupo de vecinos de Getafe con el fin de restablecer los cultos en la Ermita, suspendidos durante dicha contienda. Estos vecinos, nombrados en comisión, redactan unas constituciones y realizan todos los trámites necesarios para dar forma jurídica a la Congregación. Por fin, el 20 de noviembre de 1817 se consiguen el establecimiento canónico y la aprobación de las primeras Constituciones o Estatutos de la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles.

Con los nuevos Estatutos y al mejorar las circunstancias políticas, la Congregación reanuda su funcionamiento ya de una forma más estable y reglada con el nombramiento de cargos y un control exhaustivo de sus hermanos, que en 1823 alcanzan el número de 111. Se publica y regulariza también el recorrido de las procesiones por las calles de Getafe.

En 1857, el padre escolapio, Andrés Espinosa, escribe una novena a la Virgen de los Ángeles. Se trata de una aportación muy importante, ya que esta novena, todo un modelo de literatura mística y muy a tono con las costumbres del momento, ha servido de referencia durante muchos años a los oradores que intervinieron en las novenas anuales (Marcial Donado y Manuel de la Peña, 1983).

Con anterioridad, en 1807, el padre Miguel Rosillo ya había compuesto una novena muy relevante, al igual que la escrita posteriormente, en 1890, por Inocente Benavente (VV. AA., 1993).

Molde-Plancha Litográfica

Molde-Plancha Litográfica

Vicente Urrabieta

En 1876, Vicente Urrabieta Ortiz, reputado dibujante, litógrafo e ilustrador, realiza una litografía de la Virgen de los Ángeles; la piedra pulimentada que utilizó en el proceso de dibujo e impresión es hoy uno de los tesoros artísticos que custodia la Congregación. Así mismo, se encarga un nuevo arco para la Virgen que, construido por Antonio Herreros en el año 1882, pasará a formar parte del inventario de pertenencias de la Congregación.

Se suceden las visitas de personalidades importantes a la Ermita del Cerro de los Ángeles. Hay constancia de que la reina doña María Cristina, esposa de Fernando VII, visitaba frecuentemente la Ermita y más tarde lo haría la Infanta Isabel, hermana de Alfonso XII.

Constituciones-Estatutos

Constituciones de 1910

Con la aprobación, en 1909, de unas nuevas Constituciones o Estatutos bajo la iniciativa y redacción del Padre Escolapio Felipe Estévez y que entrarían en vigor el año siguiente, se nombra, en 1911, a D. Miguel Fernández Escribano como primer Hermano Mayor-Presidente de la Congregación.

Hasta la aplicación de estas nuevas Constituciones, la Congregación había sido presidida conjuntamente por el Alcalde de Getafe y el Párroco de la Magdalena.

Iluminación Eléctrica del Monumento

Iluminación Eléctrica del Monumento

Salve de 1913

En la función de 1913, para la Salve, el monumento estrena la iluminación eléctrica. De esta manera se le dota de una imponente iluminación propia, adicional a la ya existente del interior de la iglesia, que permite ver en su sol central, lleno de luz, la Imagen de Nuestra señora de los Ángeles, lográndose el máximo esplendor en tan magno acto y en todos los demás programados para la función.

El 20 de noviembre de 1917 se cumple el Centenario de la aprobación canónica de la Congregación. Para celebrar dicho acontecimiento, en ese mes de noviembre, se baja la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles a Getafe; celebrándose una Misa Mayor en la Iglesia de la Magdalena, con la asistencia como invitado del Obispo de la Diócesis de Madrid-Alcalá, D. Prudencio Melo y Alcalde, y volviendo a su Ermita del Cerro de los Ángeles el día 25 de ese mismo mes de noviembre. Con la colaboración de la Asociación "Nueva Piña", a través de sus festivales en el Gran Teatro, se recauda el dinero necesario para restaurar el dorado de la carroza de la Virgen (Mª Teresa Garrote, 2012).

Entre los años 1931 y 1936, la vida de la Congregación se va a ver afectada por los momentos difíciles que se viven tanto en lo político como en lo social. Sin embargo, no por ello dejaron de celebrarse las festividades religiosas dedicadas a Nuestra Señora de los Ángeles y en todos estos años la Virgen bajó a Getafe, como es tradicional, en el Día de la Ascensión para celebrar en la Pascua de Pentecostés sus procesiones y demás actos de culto. El año 1936 fue una excepción en esta normalidad, se suprimen las fiestas tradicionales en la Pascua de Pentecostés y los actos se celebraron en el Cerro de los Ángeles a donde se desplazaron infinidad de fieles (VV. AA., 1993) y (Mª Teresa Garrote, 2012).

Al comienzo de la Guerra Civil Española la imagen de la Nuestra Señora de los Ángeles se encontraba en su ermita del Cerro de los Ángeles y, a pesar de que el lugar fue escenario de violentos combates, la imagen de la Virgen no sufrió ningún daño, aunque si el arco que fue perforado por fragmentos de metralla. Conscientes del peligro que la Virgen corría en su el Cerro de los Ángeles, se decide finalmente colocarla en su carroza y trasladarla a Getafe (VV. AA., 1993).

La Imagen, tras una estancia muy breve en la Iglesia de la Magdalena, se traslada a la Capilla del Convento de San José de la Sagrada Familia de Burdeos (Madres Ursulinas). En 1937, tras la caída de un obús en este lugar, se traslada definitivamente al Hospital de San José, donde permanecería hasta el final de la guerra (VV. AA., 1993) y (Mª Teresa Garrote, 2012).

Reconstitución de la Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles

Reconstitución

de la

Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles

El 12 de junio de 1938, en la Sala Capitular del Ayuntamiento de Getafe, se celebra la sesión de "reconstitución" de la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles; esta sesión está presidida por el Alcalde, D. Elías Pereira Vara, y el Cura Párroco, D. Andrés de Lucas Casla, acompañados del Coadjutor de la Parroquia, D. Leandro González y González, del Padre Escolapio, D. Manuel Galán Encinar, y de los miembros de la Comisión Gestora del Ayuntamiento. La Congregación reanuda así su funcionamiento, que había sido suspendido al comienzo de la guerra, para continuar tributando a la Virgen de los Ángeles los cultos que le son debidos.
En esta misma sesión se designa una nueva Junta de Gobierno, siendo elegido D. Enrique Cervera Butragueño como Hermano Mayor-Presidente de la misma.
A pesar del peligro que conllevaba, se celebran las fiestas patronales y la Virgen de los Ángeles sale en procesión por las calles de Getafe.

Las fiestas patronales al final de la guerra se celebran de forma muy sencilla, pero la Virgen sigue recorriendo las calles de Getafe. El 2 de agosto de 1939 la Virgen de los Ángeles es trasladada a Madrid y, desde la parroquia de los Ángeles, sale en procesión por el barrio de Cuatro Caminos, del que es también patrona.

La Imagen permaneció en Getafe hasta 1940 en que fue trasladada a la capilla del Convento de las Carmelitas Descalzas, en el Cerro de los Ángeles, hasta volver a su Ermita en mayo de 1945 una vez reconstruida.

Durante la década de 1940, la Congregación va recuperando paulatinamente su actividad normal, lo que permite emprender acciones muy importantes tendentes a la recuperación y restauración de su patrimonio y pertenencias, que había sufrido un cierto deterioro durante esos últimos años.

Una comisión formada por el Alcalde, el Párroco y el Hermano Mayor de la Congregación hacen las gestiones oportunas para recuperar las joyas de la Virgen; lo hacen ante el Gobierno Civil de Toledo, donde habían sido recogidas durante la guerra. El resultado no fue positivo (Mª Teresa Garrote, 2012).

Se hace una profunda restauración de la Imagen de la Virgen y se procede a la reparación del arco de plata que la Virgen lleva en las procesiones de Pentecostés, poniéndole la instalación eléctrica. Se modifican los sistemas de rodaje y dirección de la carroza y se restauran los angelitos y la Fe. Se adquieren dos nuevos estandartes, uno de ellos sustituyendo al antiguo desaparecido y otro adicional de tamaño inferior. Se compran sillones y bancos para los actos ceremoniales y litúrgicos. Se lleva a cabo una restauración muy importante en el monumento.

Constituciones-Estatutos

Constituciones de 1949

En 1949, se redactan, presentan y son aprobadas unas nuevas Constituciones de la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles.
Estas constituciones introducen algunas reformas significativas, entre otras: nuevos distintivos y cintas a lucir por las señoras y para los distintos miembros de la Junta de Gobierno; cambios en los cultos y procesión de la fiesta del mes de mayo; nuevas normas relativas al comportamiento religioso y derechos de funeral de los congregantes; nueva definición en las facultades otorgadas al Hermano Mayor para inversión libre o autorizada de los fondos de la Congregación; y se amplía el número de Camareras de la Virgen, definiéndose una nueva forma de designación y una especificación más precisa de sus funciones.

Medalla Conmemorativa del Año Santo de 1954

Medalla Año Santo de 1954

En 1954, con motivo del Año Santo Mariano, declarado así por el Papa Pio XII para conmemorar el centenario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de María, se lleva a Roma el estandarte de Nuestra Señora de los Ángeles incorporado en 1940.
Al grandioso acto celebrado en la plaza de San Pedro acudirán, por deseo expreso del Papa, los estandartes de las Imágenes de la Santísima Virgen más veneradas en el mundo. Entre la representación española, y por designación de nuestro prelado, correspondió ese honor al estandarte de esta Congregación.
Pio XII impuso medallas conmemorativas de aquella solemnidad. Esta medalla la lleva el estandarte en todas las procesiones.

Patronazgo del Partido Judicial de Getafe

Documento de Patronazgo

del

Partido Judicial de Getafe

El año 1955 va a ser también muy importante para la Congregación. El día 2 de octubre, con motivo del Día de la Provincia, se celebra un solemne acto en el Cerro de los Ángeles. El acto lo va a presidir Nuestra Señora de los Ángeles bajo un recién estrenado dosel de raso blanco.

El 8 de diciembre de ese mismo año, el obispo de Madrid-Alcalá, Don Leopoldo Eijo Garay, proclama a la Virgen de los Ángeles "Patrona del Partido Judicial de Getafe".

Carroza de Santa María Magdalena

Primera Carroza de Santa Mª Magdalena

Con el transcurrir de los años los actos que se celebran en honor de la Virgen de los Ángeles van ganando en esplendor. Así, la Congregación, a través de su Junta de Gobierno, decide volver a sacar en las procesiones la imagen de Santa María Magdalena, como se había hecho en tiempos pretéritos; pero en lugar de sacarla en andas como se hacía entonces, se encarga la construcción de una carroza para ser llevada por los mayordomos menores.

Esta primera carroza se estrenó en las procesiones de 1957.

En las década de 1960 y 1970 la población de Getafe experimenta un crecimiento espectacular y la vida religiosa en el municipio evoluciona en consonancia con ello; la Iglesia de la Magdalena había sido ya declarada Monumento Histórico Artístico y se establecen tres nuevas parroquias en Getafe: San Sebastián, San Eugenio y Ntra. Sra. de Fátima. Por supuesto, la Congregación no va a ser ajena a estos hechos y ve cómo cada año va aumentando de forma muy significativa el número de congregantes.

Las fiestas patronales se amplían a toda una semana y la Virgen empieza a visitar en sus procesiones los nuevos barrios: La Alhóndiga, San José de Calasanz, San Isidro, colonia de la Obra Sindical del Hogar, etc.; también visita la colonia de Nuestra Señora de los Ángeles, en Villaverde.

Retablo de Nuestra Señora de los Ángeles de la iglesia de Santa María Magdalena

Retablo

de

Ntra. Sra. de los Ángeles

La Congregación adquiere un local en la Calle Sierra de Getafe, donde instala su Sede, y es allí donde se llevan a cabo desde entonces todas sus actividades. Además y entre otras actuaciones: se restaura el retablo dedicado a la Virgen de los Ángeles en la Iglesia de la Magdalena, se aumenta el número de cintas y cordones de la carroza de la Virgen, comienza la imposición de medallas a los jóvenes que pasan a mayores con 16 años, etc.
Se solicita al Ayuntamiento de Getafe que el Día de la Ascensión, que había dejado de ser fiesta religiosa, sea declarado día festivo local.

En los años que siguen hasta el final del siglo XX la Congregación continúa evolucionando en su organización y también en cuanto a actividades religiosas y de culto se refiere. Así: se aumenta el número de Camareras de la Virgen que pasan de ocho a doce; durante las fiestas patronales se establecen el día de paso de los niños por el manto de la Virgen, la misa dedicada a los enfermos y el Rosario de la Aurora por las calles de Getafe; se celebra el Pregón de Navidad; etc.

Constituciones-Estatutos

Constituciones de 1988

El 26 de marzo de 1988, se aprueban unos nuevos Estatutos de la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles.

El decreto de aprobación lo firma el Cardenal-Arzobispo de Madrid, Don Ángel Suquía Goicoechea, y en éste, junto a los nuevos Estatutos, se aprueba también la erección canónica de la "Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles" como Asociación Pública de Fieles, concediéndole, en consonancia, personalidad jurídica.

Al año siguiente, 1989, se inscribe como “Real e Ilustre Congregación de Ntra. Sra. De los Ángeles” en el Ministerio de Justicia.

Getafe y la Congregación de  "Nuestra Señora de los Ángeles"

Exposición 175º Aniversario 

En 1992 se cumple el 175º Aniversario de la Congregación. Para celebrar la efeméride, se programan una serie de actos entre los que destacan: el "Encuentro de Congregaciones Marianas" en el Cerro de los Ángeles, en el que participan las de los pueblos vecinos de Alcorcón, Leganés, Parla y Getafe; y la exposición "Getafe y la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles" instalada en el Hospital de San José, donde a través de fotografías, mantos, objetos, programas, carteles, etc. se hace un recorrido por la historia de la Congregación desde sus orígenes hasta este aniversario.

En 1998, se recibe la bula de la Congregación del Culto Divino de Roma, en la que con fecha veinticuatro de febrero de ese año, se proclama a Nuestra Señora de los Ángeles patrona de la “Diócesis Xetafensis”. Este hecho fue puesto de manifiesto por el Obispo de la Diócesis de Getafe, Don Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, durante la festividad de la Virgen, el dos de agosto, primera fiesta como Patrona de la Diócesis, dando lectura al escrito del Vaticano.

Carroza de Santa María Magdalena

Carroza Actual de Santa Mª Magdalena

Durante todos estos años la Virgen de los Ángeles va a ser objeto de la generosidad de sus fieles devotos recibiendo numerosas donaciones: mantos, velos, enaguas, coronas, estandartes, etc. Además, en 1997, se adquiere una nueva carroza para la imagen de Santa María Magdalena, que vendría a sustituir a la frágil y deteriorada carroza utilizada desde las fiestas de 1957. Todo ello pasará a engrosar y enriquecer el patrimonio y los enseres custodiados por la Congregación.

Coronación Pontificia

Corona Social Comedor de Camaná

El siglo XX se cierra con el anuncio, en Junta General, de la Coronación Pontificia de la Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles y la presentación de los actos previstos para tan magno acontecimiento. Como respuesta social a esta Coronación Pontificia surge la idea de financiación de un Comedor Infantil-Casa de Acogida para niños de la calle en Camaná (Perú); el proyecto es avalado por la Delegación de Misiones de la Diócesis y el Obispado de Getafe.
La andadura había comenzado a principios de 1991, siendo el 16 de abril de ese año cuando se presentó la petición oficial al Arzobispo de Madrid-Alcalá, D. Ángel Suquía Goicoechea. Pero la división de la diócesis de Madrid-Alcalá, con la creación de la nueva Diócesis de Getafe, hacen aconsejable y prudente esperar a la consolidación de la misma para llevar adelante tan ambicioso y anhelado proyecto.

Virgen de los Ángeles en los Escolapios

Virgen de los Ángeles en los Escolapios

Las obras de restauración en la Catedral de Sta. Mª Magdalena, durante los inicios del nuevo siglo, hacen que la Congregación se vea obligada a efectuar, durante algunos años, cambios importantes en los actos para la celebración de las fiestas patronales. La Virgen, tras la bajada desde su Ermita del Cerro de los Ángeles, se traslada al Pabellón de Deportes del Colegio de la Inmaculada de los Padres Escolapios, donde se alojará durante su estancia en Getafe. Allí se celebrarán, en todos esos años, los distintos actos litúrgicos programados: la tradicional Salve, la Novena, las Misas Mayores y las dedicadas a los Enfermos y a los Difuntos; y será también el punto de partida y final de las procesiones del Domingo y Lunes de Pentecostés, de las Antorchas y del Rosario de la Aurora.

Coronación Pontificia

Coronación Pontificia por el Obispo de Getafe 

El cierre de la Catedral, los trámites y los actos preparatorios para la Coronación van a acarrear un cierto retraso en el proyecto llevándolo hasta principios del 2002, concretamente al 24 de marzo, cuando después de varias reuniones en el obispado, el Obispo de Getafe solicita a SS el Papa Juan Pablo II el Decreto de Coronación Pontificia.
La respuesta con la concesión de la coronación por el Sumo Pontífice se recibe un mes más tarde, el 24 de abril; el escrito está firmado en la sede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos por el Cardenal Prefecto, D. Jorge A. Medina Estévez, y el Arzobispo Secretario, D. Francisco Pío Tamburrino.
Por fin, el 19 de mayo de 2002, domingo de Pentecostés, llega el día de la Coronación Pontificia de Nuestra Señora de los Ángeles, Excelsa Patrona de Getafe y de la Diócesis, en una solemne ceremonia religiosa presidida por el Obispo de Getafe, D. Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, que tuvo como escenario el Acuartelamiento Aéreo de Getafe.
SS. MM. los Reyes de España habían aceptado con anterioridad el título de Padrinos de Honor del Solemne acto de la Coronación.

Guion de la Coronación Ntra. Sra. de los Ángeles

Guion de la Coronación

La Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, en su espléndida carroza, estuvo acompañada por Nuestra Señora de Butarque, Patrona de Leganés; Nuestra Señora de los Santos, de Móstoles; Santa María de los Ángeles, de la Parroquia de El Bercial; Santa María Magdalena, de la Catedral de Getafe; y Nuestra Señora de Loreto, Patrona de la Aviación Española.
Para conmemorar estos acontecimientos, la Congregación encarga un guión-estandarte de plata en el que se graba el Decreto de la Coronación Pontificia y el Escudo Papal.

En el año 2007, finalizadas las obras de restauración y tras seis años de clausura, abre sus puertas de nuevo al culto la Catedral de Santa María Magdalena. A partir de ese momento, todas las celebraciones y actos litúrgicos en honor de la Virgen de los Ángeles vuelven a este templo, que será de nuevo su residencia durante sus estancias en Getafe.

Año Jubilar Mariano 2010-2011

Año Jubilar Mariano

Del 7 de diciembre de 2010 al 8 de diciembre de 2011, se celebra en la Diócesis de Getafe un Año Jubilar Mariano en honor de Nuestra Señora de los Ángeles. La solicitud correspondiente había sido presentada por la Congregación al Obispo Diocesano, D. Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, y trasladada por éste a la Santa Sede con fecha 16 de julio de 2009.
El 4 de noviembre de ese mismo año, se recibe de la Penitenciaría Apostólica el Decreto por el que se concede la bendición papal con la indulgencia plenaria aneja, que ha de ser lucrada con las condiciones acostumbradas, a los fieles que asistan a los sagrados actos de este Año Jubilar. Estos actos comienzan con la apertura de la Puerta Santa en la Ermita de la Virgen y se prolongarán hasta el día de la Inmaculada del año siguiente, en que se lleva a cabo la clausura y cierre de dicha Puerta Santa.

Talla de Nuestra Señora de los Ángeles

Talla de Ntra. Sra. de los Ángeles

El 20 de Noviembre de 2017 se cumple el II Centenario del establecimiento canónico y la aprobación de las primeras Constituciones o Estatutos de la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles.
Para la celebración de este bicentenario se programan una serie de actos extraordinarios, todos ellos centrados en torno a Nuestra Señora de los Ángeles.
Los actos religiosos más importantes se iniciaron con una bajada extraordinaria de la Sagrada Imagen a Getafe, que daba paso a un solemne Septenario en honor de la Virgen de los Ángeles en la Catedral de Santa María Magdalena. Pero, sin lugar a dudas, el acto más celebrado en la Catedral fue la exposición, por primera vez en la historia, a los congregantes y al pueblo de Getafe en general, de la Imagen de la Virgen de los Ángeles sin revestir, una talla policromada que representa una Inmaculada Concepción.

II Centenario de la Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles

Exposición II Centenario de la Congregación

En paralelo a estos actos de carácter estrictamente religioso se realizaron múltiples actividades y eventos, entre los que cabe destacar dos interesantes exposiciones: en la Sala Lorenzo Vaquero, con fotografías, carteles y publicaciones; y en la Capilla de la Fundación Hospital de San José, donde estuvieron expuestos mantos y ajuar de la Virgen, ornamentos procesionales, enseres, estandartes, maquetas, cuadros y otros objetos antiguos bajo custodia de la Congregación.

Se llevaron a cabo diferentes conferencias en la propia Catedral de Santa María Magdalena, todas ellas centradas en torno a la Virgen de los Ángeles; y en el Salón de Actos de la Fundación Hospital de San José, enfocada a la historia de la Congregación. Estos actos se completaron con un concierto conmemorativo en el claustro del Hospital de San José.

Himno de la Virgen de los Ángeles

La Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles volvió a su ermita en el Cerro de los Ángeles acompañada, como siempre, por multitud de fieles que mostraban así su fervor y devoción a la Virgen.

Finalmente, la celebración de este II Centenario culminó con un acto institucional de reconocimiento a los congregantes, y ciudadanos y entidades colaboradores, en el Teatro-Auditorio Federico García Lorca; este acto acabó con el Himno a Nuestra Señora de los Ángeles, interpretado por la Banda de Música del Acuartelamiento ACAR de Getafe y la Coral Polifónica de Getafe.
La asistencia de congregantes y fieles a todos los actos desarrollados fue masiva lo que contribuyó a dar el esplendor y solemnidad que merecía tan magno acontecimiento.

Administración y Gobierno

La Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles, establecida canónicamente en la villa de Getafe el 20 de noviembre de 1817, cuenta en la actualidad con cerca de nueve mil congregantes y a ella pueden pertenecer todos aquellos fieles católicos que así lo deseen y lo soliciten.

Los Órganos de Gobierno de la Congregación son los siguientes:

  • Capítulo General de la Congregación. Siempre legítimamente convocado, estará integrado por todos los miembros de la Congregación que cuenten con una edad superior a los dieciséis años.
  • Junta de Gobierno. Constituida por doce (12) congregantes elegidos en el Capítulo General, para cubrir los cargos siguientes:
    • Hermano Mayor -Presidente
    • Dos (2) Consiliarios Seglares
    • Cinco (5) Comisarios de Culto
    • Secretario
    • Vice-Secretario
    • Tesorero
    • Vice-Tesorero 

Las funciones de la Junta de Gobierno están reguladas por los Estatutos de la Congregación, siendo su fin principal el examen general de la marcha de la Congregación en cuanto a compromisos adquiridos, cultos, formación, participación, actos de caridad y cumplimiento de los fines de la Congregación.

La Congregación, además, dispone de los siguientes cargos No Directivos:

  • Asistente Eclesiástico. Designado por el Obispo de la Diócesis, sobre él recae la delegación de la autoridad eclesiástica cerca la Congregación, con funciones inspectoras y de dirección espiritual; tiene la misión principal de orientar y encauzar espiritual y pastoralmente la actuación de la Congregación y sus miembros.
  • Doce (12) Camareras de la Virgen. Congregantes mujeres, que son elegidas en el Capítulo General. Son las encargadas de vestir a la Sagrada Imagen de la Virgen de los Ángeles, tanto en las festividades religiosas durante las fiestas patronales como el resto del año mientras permanece en su Ermita del Cerro de los Ángeles, de custodiar y cuidar las ropas pertenecientes a la Santa Imagen, de adornar el altar y la carroza durante las fiestas y novenario, y de presidir las mesas petitorias que se establezcan en la Iglesia durante los días de la Novena y de las Fiestas.
  • Un Colaborador Extraordinario o Mullidor.
    Entre sus funciones principales, el Mullidor dispondrá y realizará el trabajo material necesario para la celebración de las reuniones que se celebren en la Congregación, acompañará a las camareras en sus visitas a la Ermita con el fin de vestir a la Sagrada Imagen de Nuestra Señora y las auxiliará en sus funciones durante los días de las fiestas patronales y vigilará la instalación del Monumento, el traslado de los objetos y elementos del mismo, el alumbrado e instalación de adornos de la Imagen durante estas fiestas.
    Además, con el fin de facilitar las labores de la Junta de Gobierno y de las Camareras de la Virgen, en la preparación de las fiestas y durante las mismas, la Junta de Gobierno podrá designar para el cargo de Auxiliar a congregantes que colaborarán en la organización de los actos y durante los mismos y en general, en todos los asuntos que para dichos días sean necesarios.
  • Mayordomos. Ochenta y ocho (88) congregantes designados cada año por riguroso orden cronológico de inscripción en la Congregación, distribuidos de la siguiente forma:
    • Veinticuatro (24) congregantes varones
    • Veinticuatro (24) congregantes mujeres
    • Veinte (20) congregantes niños, menores de dieciséis años
    • Veinte congregantes (20) niñas, menores de dieciséis años

La funciones principales de los mayordomos mayores consiste en organizar y presidir los actos religiosos del Domingo y Lunes de Pentecostés, llevar los cordones y cintas de la carroza de la Virgen durante las procesiones del Domingo y Lunes de Pentecostés y bajar la Sagrada Imagen de la Virgen del Cerro de los Ángeles a Getafe el Día de la Ascensión y subirla en la vuelta a su Ermita. Son también los encargados de organizar y presidir los actos a celebrar el 2 de agosto, festividad de Ntra. Sra. De los Ángeles.

En cuanto a los mayordomos menores, son los encargados de llevar los cordones y las cintas de la carroza de Santa María Magdalena en las procesiones del Domingo y lunes de Pentecostés.

Todos los cargos electos, Junta de Gobierno y Camareras de la Virgen, lo son por un periodo de cinco años, con la posibilidad de ser reelegidos por un segundo periodo de otros cinco años.

Hasta la redacción de las Constituciones o Estatutos por el Padre Escolapio Felipe Estévez, aprobados en la Junta del año 1909, y que entrarían en vigor al año siguiente, la Congregación estaba presidida conjuntamente por el Alcalde de Getafe y el Párroco de la Magdalena.
Así, la Junta General del 27 de marzo de 1910, celebrada en la Sacristía de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, estuvo presidida por D. Gregorio Sauquillo y Ollero, como Alcalde Presidente, D. Pascual Peral Rodríguez, D. Pablo Portero y D. Andrés Vergara, tesoreros, y actuando de secretario D. Felipe de Francisco.
En 1911 se nombra a D. Miguel Fernández Escribano como primer Hermano Mayor-Presidente, habiéndose sucedido desde entonces diez Hermanos Mayores-Presidentes de la Congregación de Ntra. Sra. De los Ángeles:

D. Miguel Fernández Escribano (1911 - 1926)
D. Felipe de Francisco Benavente (1926 - 1938)
D. Enrique Cervera Butragueño (1938 - 1949)
D. José Cobeño Cervera (1949 - 1967
D. Rufino Vara Martínez (1967 - 1980)
D. José Antonio Butragueño Cervera (1980 - 1990)
D. Manuel Galeote Dea (1990 - 2002)
D. José Luis Sacristán Cifuentes (2002 - 2012)
D. Fernando Parejo Tornero (2012 - 2017)
D. Cándido Maroto López (2017 - Actual)

Hermanos Mayores de la Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles

Hermanos Mayores

Congregación de Ntra. Sra. de los Ángeles