Lazareto en el Cerro de los Ángeles

Descripción

La Ermita del Cerro de los Ángeles había sido ya ocupada como lazareto como consecuencia de la epidemia que, entre 1800 y 1804, afectó gravemente a Madrid y sus pueblos limítrofes, incluido Getafe. Allí se internaron enfermos procedentes de Madrid y también de Getafe.

En 1805, tras la previsión de nuevas epidemias, la Junta de Sanidad de Madrid encarga a Don Juan de Villanueva, arquitecto que diseño y dirigió las obras del Museo del Prado, destinado en un principio a Museo de Ciencias Naturales, un proyecto para un lazareto-sanatorio de enfermedades contagiosas. En ese mismo año, 1805, Villanueva firma la memoria y los tres planos del proyecto para el lazareto-sanatorio de curación para Madrid; el Ayuntamiento de esta ciudad tomó la decisión de construirlo en la Ermita del Cerro de los Ángeles de Getafe, que ya había sido utilizado como lazareto en epidemias anteriores.

El proyecto presenta un recinto hexagonal que se encuentra rodeado de un foso, en lugar de muros elevados que puedan restar aire al sanatorio. Tiene un cuerpo de guardia, externo al recinto, pero paralelo al de su portería; en el centro un edificio destinado a la administración central y una amplia capilla, que se encuentran en contacto con los dos cuerpos del hospital por un pasadizo a cada lado. Los cuerpos del hospital están separados, uno para hombres y otro para mujeres; al fondo se levanta otro edificio, cuya finalidad sería albergar una hospedería y servicios. Se trata de un edificio serio y severo, con pocos elementos ornamentales, en el que por encima de todo prima la racionalidad.

De este lazareto-santuario sólo se conserva el proyecto, junto con unos planos, como testimonio de lo que sería el último proyecto de importancia de Villanueva para una obra suya de nueva planta, que nunca llegaría a ejecutarse.

La Ermita de la Virgen en el Cerro de los Ángeles se volvería a ocupar como lazareto entre 1814 y 1817, como consecuencia de una nueva epidemia, esta vez de peste.

En 1884, tras declararse oficialmente la existencia de una epidemia de cólera en la provincia de Alicante, se decide trasladar a algunos viajeros procedentes de esa zona al Cerro de los Ángeles, para ser sometidos a cuarentena; de nuevo, la ermita se convertía en lazareto.

En la revista "La Ilustración Española y Americana. Nº 33. Madrid. 8 de setiembre de 1884", se incluye una reseña acerca de estos sucesos, haciendo referencia expresa al Cerro de los Ángeles y su ermita. Estos son algunos de los párrafos en la Crónica General:
"…todo palideció y quedó en Madrid olvidado ante la declaración oficial de la existencia de cólera en algunos puntos de la provincia de Alicante, y especialmente cuando se supo la detención del tren procedente de aquella provincia, y el hecho de someter á cuarentena á los viajeros que venian de la parte de la linea sospechosa."
"…otros denunciaban á los vecinos recien llegados de Alicante, para que los llevasen al cerro de los Angeles…"
"Es el cerro de los Angeles un montecillo pelado sito en las inmediaciones de Getafe, sin más habitacion, segun creemos, que una iglesia antigua: la única eminencia de toda la llanura que se extiende por los campos inmediatos, y como á legua y media de la estación del Mediodía; tiene el cerro, en cambio, por vecino al Guadarrama, excelente ventilador para sanear equipajes, pero molesto y peligroso para las personas que viven casi á la intemperie."


En esta misma revista "La Ilustración Española y Americana", en su Nº 34, de 15 de ese mismo mes, se vuelve a hacer referencia a los hechos, incluyéndose un pequeño artículo sobre la Ermita de Nuestra Señora de los Angeles que, por su singularidad, se transcribe a continuación:
"ERMITA DE NUE5TRA SEÑORA DE LOS ANGELES,
cerca de Getafe (Madrid).
Hácia el Oriente de la cercana villa de Getafe, y á distancia de unos tres kilómetros de la poblacion, se eleva el Cerro de los Angeles, famoso desde antigua época: dícese que su cumbre ostentaba en la Edad Media señorial castillo, construido en el reinado del conquistador de Madrid, Alfonso VI el Bravo, sobre las ruinas de una fortaleza árabe, que fué levantada en los cimientos y muros de un fuerte ó un templo romano.
Alzase ahora en aquel sitio una pobre ermita, en la cual se venera la imágen de Nuestra Señora de los Angeles, objeto de singular devoción para los fieles de la comarca; y todos los años, en la Pascua de Pentecostés, dicha imágen es trasladada procesionalmente á la iglesia principal de Getafe, para celebrar la solemne funcion que el pueblo la dedica, en medio de numeroso acompañamiento de hermanos congregantes, secciones de música, grupos de mujeres y devotos que cumplen algún voto ó imploran alguna gracia.
Recordamos que en la Exposicion general de Bellas Artes de 1881 figuró un bello cuadro, del artista aragonés García Martinez, que tenía por título: Procesion de Nuestra Señora de los Angeles al pueblo de Getafe.
El lápiz de Riudavets nos ofrece una vista de ese pequeño templo en el grabado de la pág. 160.
Nuestros lectores saben que la ermita del Cerro de los Angeles ha sido trasformada últimamente en lazareto provisional para los viajeros procedentes de la línea de Alicante.

EUSEBIO MARTÍNEZ DE VELASCO"

Autor

Juan de Villanueva

Editor

AAMG

Fecha

1805

Formato

jpg

Idioma

Español

Tipo

Imagen estática

Identificador

MVGetafe-002454

Cobertura

Siglo XIX

Referencia bibliográfica

Real Pingarrón, José María (2014). Historia del Cerro de los Ángeles de Getafe. Registro de la Propiedad Intelectual de la CAM M-005579/2015.

La Ilustración Española y Americana. Año XXVIII. Núm. 33. Madrid, 8 de setiembre de 1884.

La Ilustración Española y Americana. Año XXVIII. Núm. 34. Madrid, 15 de setiembre de 1884.

Tipo de medio

IMAGE

Archivos

ErmitaLazareto1.jpg
LazaretoVillanueva1.jpg
LazaretoVillanueva2.jpg
LazaretoVillanueva3.jpg
LazaretoErmita2.jpg
LazaretoIlustracion1.jpg
LazaretoIlustracion2.jpg

Colección

Referencia

Juan de Villanueva, "Lazareto en el Cerro de los Ángeles", AAMG, 1805

Comparte