InicioYacimiento de Perales del Río

Yacimiento de Perales del Río

Datos del yacimiento

Nombre del yacimiento: Arenero de Perales del Río

Localización: 

Antigua carretera M301 km 3,200-4,100 (derecha), paraje Los Estragales
40º 19' 12.9"N, 3º 38' 44.4"W; Visualizar en Google Maps

Naturaleza: Yacimiento arqueológico
Adscripción cronológica:

Yacimiento arqueológico: 240 000 - 150 000 a.C. (Achelense); 1550 - 1350 (Edad del Bronce - Cogotas I)

Fecha de los trabajos: 1980 a 1982

Yacimiento arqueológico

Paleolítico

En enero de 1980 un miembro de la Brigada Arqueológica del Instituto Arqueológico Madrileño, realizando trabajos de supervisión en los areneros, descubrió en Perales del Río, en la zona de los Estragales, lo que sería un importante taller de industria lítica del paleolítico. Durante ese año y los dos siguientes se llevaron a cabo, con muchas dificultades, campañas de excavaciones por parte de investigadoras pertenecientes a las universidades Autónoma y Complutense de Madrid y Alcalá de Henares.

Las actuaciones arqueológicas en Perales del Río entre 1980 y 1982 se realizaron en dos niveles distintos:

Nivel de arcillas
Está documentado como arenero de Perales del Río III (expte. 1989/3). Lo encontrado en este nivel viene a resaltar la importancia del yacimiento de Perales del Río, pues aparte del gran número de material encontrado, por primera vez se localizaba en el Valle del Manzanares una importante acumulación de industria lítica ‘in situ’ en una capa de arcilla (Gamazo et al., 1983).
Muy posiblemente en este lugar se encontraría una importante acumulación de sílex, materia prima que fue aprovechada por los neandertales para la fabricación de sus utensilios; éstos los producirían allí mismo ya que se han encontrado abundantes restos de productos de talla: percutores, núcleos, lascas y fragmentos de pequeño tamaño (debris). Nos encontraríamos ante un taller Achelense del que se recuperaron 11.270 piezas de sílex y un percutor de cuarcita.

Nivel de terraza
Está documentado como arenero de Perales del Río I (expte. 1980/119). De esta excavación se extrajeron 1.621 piezas que, en general, fueron recogidas con referencias estratigráficas.

En el Paleolítico el procedimiento que siguió el hombre para obtener sus útiles consistió en una talla más o menos tosca de la piedra, con preferencia sílex o cuarcita; en el arenero de Perales del Río todas las piezas encontradas son de sílex, salvo una de cuarcita.

En la producción de la industria lítica se distinguen distintas técnicas que fueron desarrollando los humanos a lo largo de la prehistoria en diferentes lugares. Estas técnicas van evolucionando con el paso del tiempo y ello ha servido para poder datar los yacimientos. Dependiendo del lugar donde se encontraron las piezas, así se dio el nombre a cada una de las industrias o culturas: Olduvayense (garganta de Olduvai, Tanzania), Clactoniense (Clacton-on-Sea, Inglaterra), Abbevilliense (Abbeville, Francia), Achelense (Saint-Acheul, Francia), etc.

Atendiendo a la técnica empleada se han establecido distintos periodos (modos):

  • Modo 1 (Olduvayense). Es la forma más antigua y elemental de obtener los utensilios líticos; consistía en labrar los cantos por uno de sus bordes, con pocos golpes y para su uso inmediato. Este único borde podía estar tallado por una cara (choppers) o por las dos caras (Chopping tools). Las lascas que se obtenían no se retocaban.
  • Modo 2 (Achelense). Puede considerarse que es una evolución del Olduvayense. A partir de un núcleo de piedra se buscaba sacar grandes lascas, de esta manera obtenían unas piezas más delgadas, maleables y con abundantes filos naturales. Las lascas posteriormente serían talladas para obtener grandes herramientas de corte como el bifaz, el hendedor y el triedro.
    El material encontrado en este arenero ha sido estudiado por Aurora Cobo y Mercedes Gamazo clasificándolo como Achelense medio evolucionado.
  • Los siguientes modos: Musteriense, Auriñaciense, Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense se corresponden con momentos más evolucionados y no se han encontrado piezas en este yacimiento.

Características de las piezas encontradas

Bifaces

    El bifaz o hacha de mano bifacial es la herramienta más característica de la industria Achelense. Esta pieza se tallaba por ambas caras hasta conseguir una forma triangular con una base semicircular. Los bifaces son herramientas multiuso, versátiles, que sirven para cortar, tajar, raspar y trabajar la madera.
    En este yacimiento el número de bifaces encontrados es muy escaso predominan los que tienen una talla más bien tosca, poco cuidada, fueron tallados en su mayoría con percutor duro (piedra).
    Abundan los que tienen formas diversas e irregulares, también se encuentran: bifaces parcialmente tallados, algunos de tipo nucleiformes (en lugar de ser un bifaz podría tratarse de un núcleo con las aristas retocadas); amigdaloides (tienen forma almendrada y tienden a la simetría); abbevillienses (talla poco cuidada, asimétrica e irregular); naviformes (alargados y terminados en punta); también un “ficrón”(alargado, sin embargo no termina en punta y tiene los bordes poco cuidados).

Hendedores

    El hendedor o hendidor, tiene un filo transversal al eje de la pieza y presenta también retoques laterales. Se debió utilizar para despedazar animales pues su filo permitía penetrar la piel y acceder a las partes internas del animal. También es posible que fuese utilizado para trabajar la madera y el hueso.
    Esta herramienta es común en el Achelense peninsular, los aparecidos en este yacimiento no presentan características especiales, sus retoques son simples.

Raederas

    La raedera se fabricaba a partir de una lasca obtenida de un núcleo, a continuación se retocaban uno o más bordes hasta conseguir un filo que podría servir tanto para cortar materiales blandos como para raspar sobre pieles eliminando el pelo y la grasa. Es el útil más abundante en este yacimiento.

Otras piezas líticas

    Encontramos también cantos unifaciales y bifaciales; núcleos atípicos, percutores realizados a partir de bloques de sílex y uno sobre un canto rodado de cuarcita; gran cantidad de denticulados (similares a las raederas pero con el filo trabajado con una serie de muescas); perforadores (una lasca de la que a base de retoques se obtiene una punta fina que permite horadar en materiales blandos); puntas levallois (lascas triangulares obtenidas por un solo golpe de percutor); etc.

    Edad del Bronce

    En el arenero de Perales del Río también se han encontrado restos cerámicos de la cultura denominada Cogotas I, cultura que caracteriza el Bronce Medio y Final (1700 al 750 a.C.) del centro de la Península Ibérica.

    Galería de imágenes

    Pueden consultarse algunas de estas piezas a través del catálogo CER.es publicado por el Ministerio de Cultura y Deporte:

    En el almacén visitable del Museo de San Isidro (mesa-vitrina 16), nos encontramos una importante selección del material obtenido en el taller achelense. Las piezas de este taller que forman parte del Museo Virtual pueden visualizarse a través de este enlace: arenero de Perales del Río (taller achelense)

    Las piezas que se muestran a continuación son también parte del Museo Virtual de Getafe:

    Bibliografía y fuentes consultadas

    • Gamazo Barrueco, Mercedes (1982). Prospecciones en las terrazas de la margen derecha del río Manzanares. Noticiario arqueológico hispánico nº 14, 1982, págs. 7-148.
    • Gamazo Barrueco, Mercedes; Cobo Rayán, Aurora; Martínez de Merlo, Ana María (1983). El yacimiento achelense de Perales del Río (campañas de excavación de 1980 y 1981). Homenaje al Profesor M. Almagro Basch, I. Ministerio de Cultura: 95-105. Madrid.
    • Gamazo Barrueco, Mercedes (2002). Las colecciones paleolíticas del Manzanares y del Jarama del Museo de San Isidro. Bifaces y elefantes: La investigación del Paleolítico Inferior en Madrid (Zona Arqueológica nº 1). Museo Arqueológico Regional, 2002.